ORGULLOSA DEL ALUMNADO

Dedico esta entrada al alumnado que con tanto cariño me despidió el jueves 1 de marzo. Me marché del colegio con el corazón “partío”, como dice la canción de Alejandro Sanz. Fue una mañana muy intensa con tantas muestras de afecto que nunca podré olvidarlo ni dejar de dar las gracias por haber tenido la oportunidad de trabajar en este colegio.

¡Gracias, gracias, gracias!

Me encantaría exponer aquí vuestros mensajes, pero serían muchos y para mí todos tienen la misma importancia como para elegir solo algunos. ¡Cómo podéis llegar a conocerme tan bien! ¡Qué satisfecha me voy de ver que sois capaces de expresar vuestros sentimientos y valorar lo que hacemos por vosotros! Espero que a vuestros padres también les hagáis libritos de piropos de vez en cuando, porque son regalos que no cuestan nada y valen más que cualquier objeto material.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *