Relato cortos

UN BONITO AMANECER

Al amanecer del segundo día de julio del pasado año María se fue a la playa para disfrutar de aquel maravilloso día.

María era una mujer de piel blanca. Ella era actriz y había protagonizado muchas importantes películas.

Era alta y delgada y sobre todo muy guapa. Su cara era redonda y poseía un rubio y largo pelo rizado que solía llevar suelto. Ella tenía unos ojos vivos de color miel, una boca siempre sonriente, unas orejas pequeñas, una nariz chata, unas manos y unos brazos finos y unas bonitas y largas piernas.

Ese día vestía un bonito bikini rosa con volantes de colores y un pareo de mandalas. Calzaba unas sandalias con perlas.

Ella estaba muy alegre ya que sentía que estaba disfrutando de la vida. Era una chica apasionada, encantadora, valiente, trabajadora y a veces un poco impaciente.

De camino a la playa María se encontró una caja con un perrito abandonado en una esquina al que acogió y llamo Manchitas.

Su piel estaba cubierta de pelo de color canela y tenía manchas negras. Este tenía unas pequeñas patas y un corto y pequeño rabo

Destacaba por lo rápido que era.

Después de varios minutos caminando con su perrito dormido en sus manos, llegó a la playa.

Aquel paisaje costero presentaba en primer plano se veían rocas de color marrón oscuro pertenecientes al acantilado. En medio se veía una capa de arena fina y dorada que cada vez estaba mas mojada. En el horizonte se veía el mar salado con unas olas de agua no muy transparente. Había algunas papeleras para que los ciudadanos depositaran allí su basura, aunque María se decepciono al ver que eso no ocurría y la arena estaba llena de residuos.

Ella como buena ciudadana se puso a recoger los residuos y tirarlos en la basura

Después María se instaló en la playa, es decir colocó su sombrilla, extendió su toalla y se sentó en ella para jugar con Manchitas, su perro que se sentía muy contento de tener una nueva familia que le quería.

María disfrutó de un día espléndido junto con Manchitas el perro del que María nunca se separó.

Daniela P de 5º

HUGSDIGENIAL.

El sábado pasado un niño llamado Hugo que tiene nueve años fue ese mismo día por la tarde a jugar a un partido de fútbol. Él es muy simpático aunque tiene mucho genio. Su familia le encanta ir a ver a su hijo jugar y animarlo mucho. Su padre Mateo también le gusta el fútbol, su madre Carlota no le gusta mucho pero aun así le anima mucho y su hermana mayor Lola le encanta estar allí para acompañarlo.

Hugo iba vestido con una camiseta blanca y roja, su pantalón es rojo color sangre, sus calcetines son blancos y sus botas que le regalaron por su cumple son negras con rayas blancas. Su equipo va vestido igual que él, menos los zapatos que pueden ser como quieran y detrás de la camiseta tienen un número asignado y él es el número doce.

Cuando llegaron allí su equipo se pusieron a calentar para que no les pasaran nada. Cuando terminaron, el equipo contario y su equipo empezaron a jugar. Allí había mucha gente, familiares, amigos, vecinos…

El estadio es redondo, junto a la puerta hay un kiosco para comprar algo, en frente del kiosco hay un muro para que la gente que se han quedado sin entrada puedan sentarse para ver el partido. En frente del muro está el campo y a los laterales  están los banquillos. Y lo de más eran butacas con un número para ver dónde se sientan y en la entrada ponen el número de butaca.

Ya casi terminando el partido se escucha un ruido como el de una llama. Todo el mundo empezó a mirar hacia la puerta y justamente en ese momento entran cuatro llamas a la vez. Las personas empezaron a correr y a recoger a sus hijos del campo, el padre de Hugo se llevó a Lola al aparcamiento y la madre de Hugo recogió a su hijo del campo, pero las llamas se metieron en el campo de futbol mientras que ellos estaban dentro.

Las llamas eran de color marrón claro, con unos ojos muy saltones y con una lengua muy larga.

El entrenador de Hugo es muy bueno, entonces llamó a las llamas para que se fuesen, pero no se iban. Mateo y Lola estaban muy preocupados, pero tuvieron paciencia y  se esperaron un poco. El entrenador cogió pan del  kiosco y se fueron alejando hasta salir del campo.

Hugo y su madre estaban preocupados y a la vez asustados. Ellos se lo agradecieron al entrenador. Salieron del campo y directamente fueron al aparcamiento y ahí estaban su hermana y su padre esperándolos. Ya estaban muy alegres y se fueron para su casa. El entrenador para agradecerle lo que paso ese día, se los llevo a los niños que jugaron en el partido a comer al Telepizza y se pusieron muy contentos.

Ainara 19 de 5º

RABEL PERDIDO

 

La primavera pasada, la clase de quinto del Colegio Mulecón junto con su nueva profesora,  una joven maestra llamada Laia se fueron de campamento.

 

Laia era joven, alta, su pelo era rubio, su piel  morena y era bastante graciosa.

La última noche del campamento Lucas, unos de sus alumnos, se encontró con un perrito abandonado era peludo, gordito y su piel era gruesa y marrón.

Todos los alumnos estaban encantados con el perrito pero claro le tenían que poner un nombre y le  llamaron Rabel.

Lucas pasó la última noche del campamento con Rabel. Al día siguiente Lucas le preguntó a su madre si se lo podía llevar a casa, a su madre le daba un poco de miedo los perros, así que le dijo que no se lo podía llevar a casa. Laia propuso una idea: ella se  llevaba a Rabel y lo llevaría al colegio, así  cuando ellos estuvieran en el  cole podían estar y jugar con  Rabel. Y así fue.

Al día siguiente llegaron todos al colegio pero se encontraron con una gran sorpresa Rabel  no estaba allí. Como el colegio era grande, luminoso y tenía bastantes escaleras…Empezaron a buscar en ese mismo momento, buscaron por todo el colegio y no estaba. Lucas se fue a un rincón a llorar pero Laia lo vio y lo tranquilizó. Buscaron otro método para buscar a Rabel que era dividirse en 4 grupos y buscar por toda la ciudad.

Encontraron a la guardia civil y le preguntaron si habían visto al perro y les dijo que sí que había cruzado la carretera hasta llegar a la tienda Pasión todos corrieron hacia allí y estaba allí  lo abrazaron y lo celebraron comiendo en el  Pomodoro.

A partir de ahí Rabel no se escapó más.

Naiala de 5º

 

LOS TRES DESEOS

LOS TRES DESEOS

-NARRADOR hace muchos, muchos siglos un pobre hombre llamado Juan oía su esposa que gritaba en la cocina desconsolada

-MUJER- (todo oscuro y una luz muy potentes ilumina solo a la señora) ¡Quiero ser mucho más rica, quiero tener muchas más cosas y también quiero vivir mucho mejor!

-MARIDO (sentado en una pequeña mesa de madera pensando) ¡Ojalá hubiéramos vivido en la época de las hadas para que nos concedieran todos los deseos que quisiéramos!

-NARRADOR apenas había terminado de decir la oración y…..

-HADA (muy , muy maquillada) hola muy buenas tardes. Soy el hada de los deseos y no puedo soportar ese llanto.

-MARIDO Y MUJER (con un poco de miedo)  Buenas tardes.

HADA- (muy feliz) ¿Alguien ha dicho deseos?

-MUJER- sí, nosotros dos.

-HADA (orgullosa) pues yo voy a concederos tres deseos.

-MUJER- (sorprendida) Pues quiero una manta de pelitos

MARIDO(enfadado) No malgastemos un deseo por esa tontería.

MARIDO Y MUJER (enfadados, se miran entre ellos con cara de

confusión) ¿Puedes esperar a que te pidamos los tres deseos mañana?

– HADA sin problema (desaparece)

 

ANA de 5º

LOS TRES DESEOS (2)

Pasar de género literario a género teatral

Una mujer estaba en su casa encendiendo la chimenea de ladrillos, enfrente está el sofá y una mesa pequeña con unos jarrones de flores. Por la ventana entraba una brisa que movía las cortinas de terciopelo verde, que arrastraban el suelo de madera.

-NARRADOR El hada concedió al marido y a la mujer tres deseos.

-MUJER (Muy cansada)Deseo una morcilla asada.

-EL HADA (Con elegancia)Aquí te doy tu deseo, la morcilla asada.

-MARIDO (Enfadado)Eh, ya has gastado un deseo a lo tonto.

-MARIDO (Gritando)Ojalá se te pegara la morcilla en la nariz.

-NARRADORPocos segundos después, la nariz de la mujer tenía pegada una morcilla. Los dos se enfadaron, se gritaban y se tiraban de los pelos.

-MUJER Y HOMBRE (Gritando)¡Ya hemos gastado dos deseos!

-MARIDO (Con voz amable)Te dejo que pidas el último deseo que nos queda.

-NARRADORLa mujer se quedó pensando unos instantes.

-MUJER (Convencida)Ah, que se me despegue la morcilla de mi nariz.

-NARRADOR-después de que pidiera el deseo y se cumpliera, se dieron cuenta que estaban igual que antes, pero tenían una morcilla.

Blanca  de 5º

Los tres deseos (parte 2)

Están en una casa del campo pequeña cuando de repente se va el hada , y se quedan los dos solos .

Narrador – La mujer estaba al lado de la chimenea .

Mujer (pensativa) – Como desearía una morcilla asada.

Narrador – Apareció una morcilla .

Esposo (muy enfadado) – ¡Has desperdiciado un deseo en una tontería! ¡Ojalá se te pegue a la nariz!

Narrador- Se miraron y empezaron a tirarse de los pelos .

Mujer (enfadada) – ¡ Ya hemos malgastado dos deseos !

Esposo (mas calmado) – Te dejaré elegir el último deseo.

Mujer( segura ) – Quiero quitarme la morcilla de la nariz .

Narrador– Malgastaron los deseos y sus vidas siguieron igual, pero claro, con una morcilla.

DANIELA F. de 5º

LOS TRES DESEOS

TÍTULO: Los tres deseos (parte 1)

PASAR DE GÉNERO NARRATIVO A GÉNERO TEATRAL.

Se abre el telón y aparece un hombre y una mujer en la cocina de una pequeña y humilde casa. Eran un matrimonio muy pobre y no se podían permitir ningún lujo. La cocina tenia un horno de piedra junto al que estaban el hombre y la mujer y empiezan a conversar:

NARRADOR– Hace mucho tiempo un hombre se encontraba en la cocina junto a su mujer. Ella no paraba de quejarse.

MUJER(Enfadada) – ¡Vaya desgracia! ¡Como deseo ser rica! ¡Y vivir mejor!

HOMBRE – ¡A mi me hubiera gustado vivir en la época de las hadas! ¡Y poder pedir deseos!

NARRADOR – Apenas había acabado de decirlo, cuando apareció un hada que les concedería tres deseos.

HADA– ¡Hola! Soy vuestra hada y os voy a conceder tres deseos.

MUJER(Impresionada) ¡Increíble! ¡Un hada!

HOMBRE– ¡Podremos hacer realidad nuestros deseos! ¿Pero, que pediremos?

MUJER(Dirigiéndose al hada) ¿Podrías esperar hasta mañana?

HOMBRE– Si, por favor.

HADA– ¡De acuerdo! Mañana volveré y tendréis que decirme cuales son vuestros tres deseos.

HOMBRE Y MUJER– ¡Gracias!

NARRADOR– El hada desapareció.

Daniela P. de 5º

LOS TRES DESEOS

Se abre el telón y aparece un matrimonio en una cocina. En la cocina hay un horno, lavavajillas, microondas y la cocina era de color marrón oscuro.

MARIDO – (Pensativo) A que es marico vivir mejor.

NARRADOR – De repente apareció un hada en la cocina.

HADA – (Preguntando) Podéis pedirme tres deseos cualquiera.

ESPOSA – (Hablando con el marido) Que podemos pedir de deseo.

ESPOSA – (Por decir algo) Yo quiero una morcilla.

MARIDO – (Muy cabreado) Ojala que se te peje a la cara.

NARRADOR – Se tiraban de los pelos.

MARIDO – (Pensando lo mejor para los dos) Quita la morcilla de la cara y ponla para la cena.

FRANCISCO de 5º

LOS TRES DESEOS

Cuando se abra el telón vamos a ver a la mujer junto a la chimenea, y encima de la chimenea veremos cuadros y fotos de sus amigos y familiares. Justo al lado está la mesa para comer, acompañada de sus cuatros sillas de piel. Detrás de dónde esta la mujer hay un precioso sofá de color blanco con rayas grises. Al lado del salón está la cocina, con unos azulejos marrones claritos con círculos de color marrón oscuro. Ahí está su querido marido.

NARRADOR-Cuando se quedaron solos, la mujer no quería dormir en toda la noche, estaba intentando que el fuego de la chimenea tuviera más fuerza.

NARRADOR-Mientras que estaba removiendo el fuego, deseó una morcilla asadita, y así lo dijo. Todavía no había terminado de decirlo y apareció en un instante.

SU MARIDO(El marido muy enfadado y hablando mas fuerte de lo normal) has desperdiciado un deseó en una tontería.

SU MARIDO (Su marido no le habló alto, le gritó) ¡Ojalá se te pegara la morcilla en la nariz!

NARRADOR – Como lo dijo el deseo se cumplió.

LA MUJER (La mujer con toda la morcilla en la nariz y con una cuchara en la mano intentando qe la morcilla) ¡No te quiero ver en mi vida!

SU MARIDO (Su marido al lado de su mujer,le estaba consolando) Lo he dicho porque pensaba que ese deseo no se iba a cumplir, pero queda un último deseo a si que te dejo que pidas tú ese deseo.

LA MUJER (La mujer ya calmada dejó la cuchara en la cocina y se fue otra vez al salón para pedir el último deseo) Yo pido el último deseo y es que se me despegue la morcilla de la nariz.

NARRADOR – En ese momento se le despego la morcilla de la nariz y así se quedaron como estaban, eso sí, con una morcilla para la cena.

Ainara de 5º

Los tres deseos

 

Enunciado – Pasar de prosa a texto teatral el cuento de los tres deseos.

1 Se abre el telón, y aparecen dos personas en un salón común. La mujer está preparando la cena al lado de la estufa y el hombre se encuentra en el sofá leyendo el periódico.

2 Se abre el telón y salen las dos personas peleándose por los deseos desperdiciados. Los dos siguen en el salón, un salón normal con sillones marrones, con un sofá alargado y grisáceo, una mesa delante del sofá para comer y una televisión no muy cara. Las paredes son de marrón poco alegre. La cocina está al lado del salón. La cocina es blanca, con su encimera, sus muebles etc…

 

1Narrador– La mujer se encontraba al lado de la estufa preparando la cena y pensó en la morcilla que tanto le gustaba.

Mujer (con mucha hambre)- Cómo me gustaría una morcilla asada ahora mismo.

Narrador Antes de que acabara la frase la morcilla se presentó en la mesa.

Marido (muy enfadado)- ¡Pero qué haces, has malgastado un deseo para nada! Pues ¿sabes?, ¡ojalá se te pegara esa morcilla en la cara!

Narrador Y así fue, la morcilla rellenó el rostro de la mujer. Los dos se peleaban y se tiraban de los pelos quejándose.

2-Marido (muy decepcionado)- Haber desperdiciado ya dos deseos, lo que elijamos ¿para qué?, riqueza ¿para qué?

Narrador Los dos se tranquilizaron un poco.

MARIO de 5º

LOS 3 DESEOS

PASA EL TEXTO DE PROSA A TEATRAL.

SE ABRE EL TELON Y APARECE: El hada ablando de los 3 deseos, vemos a la mujer y el hombre pensando los 3 deseos y por ultimo vemos al hada desaparecer.

(Todo ocurre en la cocina).

-NARRADOR – Hace mucho tiempo, un hombre pobre escuchaba en la cocina a la luz de la lumbre, las quejas de su mujer.

-MUJER – (SUSPIRANDO)-Quiero ser más rica y tener más cosas para poder vivir mejor.

-HOMBRE (ASOMBRADO)-Me habría gustado vivir con las hadas y pedirles deseos.

-NARRADOR-Apenas había acabado de decirlo, apareció en la cocina una hermosa hada.

-HADA – (SONRIENDO)-¡Podéis pedirme 3 deseos! Pero solo 3 y serán cumplidos.

-NARRADOR – El marido y la mujer estuvieron de acuerdo, pero antes de desear nada le

pidieron al hada que esperase al siguiente día el hada estuvo de acuerdo y desapareció.

MIREIA de 5º

 

LOS 3 DESEOS (1)

Pasar a teatral el texto en prosa.

EN EL ESCENARIO

En el escenario hay una casa azul con el tejado marrón, el marido y la mujer están en la cocina con el hada. En el otro lado de la casa hay un salón con un sofá verde con una mesa pequeña. En la falda de la mujer hay un gatito peludo y suave.

NARRADOR – Un pobre hombre siempre escuchaba las quejas de su mujer.

HOMBRE(enfadado) Es que ya no te aguanto más.

MUJER(desesperada) Pero es que a mí me gustaría tener muchas más cosas, vivir mejor y tener más dinero.

HOMBRE(gritando) Pues a mí también.

HOMBRE(dirigiéndose a la mujer) A mi me hubiera gustado vivir con las hadas.

NARRADOR– No acabo la oración y apareció un hada.

HADA(alegre) Hola, soy el hada Septa.

HADA(amablemente)¿En qué os puedo ayudar?

MUJER(entusiasmada) Si tú puedes nos podrías conceder tres deseos.

HADA(con cara de simpática) Vale, aceptado lo que ustedes queráis.

HOMBRE(dirigiéndose a la mujer) Nos lo tenemos que pensar muy bien.

MUJER(dirigiéndose al hada) ¿Nos podrías dar un día para que lo pensemos?

NARRADOR– El hada accedió y desapareció.

Naiala de 5º

LOS TRES DESEOS

Pasar a teatral el texto.

Descripción: una cocina, un salón y un cuarto.

NARRARDOR– Hace mucho tiempo, un hombre pobre escuchó en la cocina las quejas de su mujer y decía:

MUJER– (enfadada) Quiero ser más rica, tener más cosas y vivir mejor.

NARRADOR– Y el marido le contestó:

MARIDO– (entrando en la cocina) Me habría gustado vivir en la época de las hadas para poder pedirles deseos.

-NARRADOR-Derrengarte apareció una hada que dijo:

HADA– (contenta) Podéis pedirme tres deseos, solo tres y serán concedidos.

NARRADOR– El marido y la mujer pensaron bien tres deseos y rogaron que esperara su respuesta hasta el día siguiente, de repente la hada desapareció.

Pablo B. de 5º

LOS TRES DESEOS

Pasar un texto a un teatro..

Se abre el telón y aparece un salón , el salón contiene dos sofas, al rededor de ellos hay un interructor , los sofas son de terciopelo y el color de los sofas son rojos.

Narrador:Un hada le concedia tres deseos a un matrimonio.

Mujer: ¡Deseo comerme una morcilla!

Hombre: (Con cara de enfado)¡Pero que has hecho,has malgastado un deseo!

Hombre : ¡Hojala se te pegase la morcilla a la nariz!

Narrador: Uno y otro se tiraban de los pelos.

Mujer: Quiero que se despege la morcilla de mi nariz.

Narrador: Y asi se quedaron, igual que antes pero con una morcilla.

PABLO A. de 5º

LOS TRES DESEOS

Escena teatral (2)

(Se abre el telón y aparece en escena el marido, la mujer, una chimenea prendida y están en la cocina).

Narrador – Cuando se quedaron solos, la mujer, dispuesta a no dormir en toda la noche, atizó el fuego en la chimenea.

Mujer – Deseo una morcilla asadita.

Narrador – Y así lo dijo; cuando no había acabado de decirlo una morcilla apareció.

Marido (muy enfadado) ¡Has desperdiciado un deseo en una tontería! Ojalá se te pegara la morcilla en la nariz.

Narrador – Y dicho y hecho la morcilla se le pegó a la nariz. Uno y otro se miraron, se tiraban de los pelos, ¡haber desperdiciado ya dos deseos! ¿Qué podían pedir ahora? ¿De qué les servirían las riquezas?

Marido – Elige tú el tercer deseo.

Mujer – Deseo que se me despegue la morcilla de la nariz.

Narrador – Y así se quedaron como estaban, eso sí con una morcilla para la cena.

Pablo C. de 5º

 

Los tres deseos

De prosa a teatro. Parte 1

Se abre el telón y se ve una cocina y un hombre pobre afuera de la cocina, y dentro de la cocina un hombre y una mujer discutiendo, el paisaje es soleado con apenas nubes.

Hombre pobre ( Escucha fuera de la cocina ).

Mujer ( Enfadada ) Yo quiero ser mas rica, tener más cosa y vivir mejor.

Marido ( también enfadado ) Pues ya me gustaría haber vivido en la época de las hadas para haberle poderles deseos.

Narrador – Justo acabó de decirlo cuando apareció un hada en la cocina.

Hada – ( alegre ) Hola soy el hada de los deseos y me podéis pedir tres deseos, solo tres.

Narrador – Echó a volar el hada y el marido y la mujer se pusieron de acuerdo para pedirles que esperase al día siguiente.

Marido y mujer ( emocionados ) ¡por favor espera al día siguiente!

JAVIER de 5º

                     Los tres deseos

 

NARRADOR.- Hace mucho tiempo, un hombre pobre discutía con su mujer sobre su economía.

MUJER.- ¡¿Por qué somos tan pobres?! Quiero ser más rica y tener muebles, ropa, joyas.

HOMBRE.- ¡A mí no me eches la culpa! Me gustaría tanto como a ti ser rico y vivir en la época de las hadas y pedirles deseos igual que en los cuentos de hadas.

NARRADOR.- No pasó ni un segundo cuando llamaron a su débil y endeble puerta.

HOMBRE.-(Asustado por si le habían escuchado acercándose a la puerta) ¿Quién es?

HADA. –(Brillante y desprendiendo luz)Hola, aquí está el hada que quería, ¿qué tres deseos quiere pedir?

MUJER.- Lo hemos pensado y hemos decidido que se lo diremos mañana por favor.

NARRADOR.- El hada asintió y se marchó.

 

Antonio de 5º

LOS TRES DESEOS

Vemos: un hombre pobre , una cocina , a la luz de

la lumbre.

mujer – ( Quejándose ) quiero ser rica , tener mas cosas y vivir

mejor.

– hombre – ( le contesto triste ) me habría gustado vivir en la época

de las hadas para poder pedirles deseo. . – hada (apareció de repente para conceder tres deseos ) me podéi pedir

tres deseos ,solo tres y os lo concedo.

– mujer y hombre – (dijeron los dos a la misma vez ) pensaremos

bien los tres deseos ,antes de pedir cualquiera otra cosa .

David M. de 5º

Probabilidadrez

El pasado viernes, Quico sorprendió al alumnado de quinto con una actividad muy interesante, basada en cálculos de probabilidad.

Al inicio del juego les planteó diferentes cuestiones que ellos resolvían jugando.

El alumnado disfrutó con esta actividad tan interesante y original.

Un río con encanto.

Río Majaceite

El martes pasado el alumnado de tercer ciclo se desplazó a la sierra de Grazalema, concretamente al río Majaceite.

El sendero lo iniciamos en el pueblo de Benamahoma, en la zona baja del pueblo. Junto a la venta El Bujío.

Antes de comenzar, las guías Eva, Maleni, Laura y María Jesús nos enseñaron el nacimiento del río, un Manantial con historia.

Una vez bebida el agua mágica del Manantial de los Cachones comenzamos el sendero.

La ruta discurre paralela al río, por lo que el alumnado disfrutó al máximo de su maravillosa vegetación y del gran caudal provocado por las numerosas lluvias.

Después de ratito caminando, paramos a almorzar y disfrutar del río.

El río ofrece un magnífico bosque, una vegetación de gran belleza y frescura.

La Publicidad en Quinto

Durante este mes hemos estado trabajando en Lengua, la publicidad.

La tarea final ha sido “Grabar un anuncio”

Debíamos inventar un producto, idear un eslogan, un texto, buscar una música apropiada y grabar un audio para publicitarlo en la radio.

Una vez grabado debíamos subirlo a la nube y enviar el enlace a la maestra de Lengua por el correo electrónico de uno de nuestros padres.

Si desea oir los anuncios PINCHE AQUÍ

 

Extraordinaria colaboración.

Hoy, día 23 de abril celebramos el día del libro con la colaboración de Javier Marín, autor del libro ” Aprendiz de Cuervos”.

Nos ha leído y emocionado con sus poesías, a la vez, que ha fomentado la participación en nuestro alumnado.

Continuamos el día con un gran colaborador de Serafina Andrades, Herr Forero. Nos presenta sus tres libros ” Grazalema”, ” Matedrez” y su relato corto” Vientos del sur”.

Nos explica cómo empezó a la edad de once años a sumergirse en la escritura, más adelante empezó a escribir relatos cortos.

Hemos podido escuchar su relato con la maravillosa creatividad que despierta.

Como siempre, Herr Forero les enseña a valorar lo que saben hacer, con la frase” nunca os avergoncéis de mostrar lo que sabéis”.

Agradecemos la extraordinaria actuación de Javier Martín y Quico Forero. ¡Todos hemos disfrutado!

La inmigración

La clase de ajedrez del viernes 20 de abril se inició con la siguiente pregunta: ¿Qué opinión tienen ustedes sobre la realidad de la inmigración en nuestro país? Se trataba de demostrar hospitalidad y ayuda a los peones inmigrantes a instalarse en las regiones de la Península Ibérica.

El alumnado se dispuso a jugar con los peones como si fueran inmigrantes, en un tablero que Herr Forero creó para ello.

Actividad muy completa que no deja escapar el desarrollo de la creatividad y el sentido crítico en el alumnado.

Día del libro

Con motivo de la celebración del Día del Libro, el alumnado de 5°, junto a Frau Rosales y Frau Pizarro han elaborado manualmente unas ruletas con toda la información recabada en días anteriores sobre el escritor Hans Christian Andersen.

En conjunto, esta mañana han plasmado la información más relevante en forma de mural. Podremos verla en el pasillo principal de nuestro colegio.

VISITA RÍO IRO

VISITA AL RÍO IRO

Desde el programa Educación Ambiental perteneciente al Ayuntamiento de Chiclana, los monitores responsables del programa, María José, Pepe y Manolo nos explican la historia, fauna y flora que envuelve al río Iro.

Partimos desde el Anfiteatro de la Alameda, debido a que el origen del nombre del río puede ser dado por nombre del Castillo Liro o Lirio. Nos explican que existen diversas teorías respecto a esto.

A continuación, acercándonos al río nos informan sobre la flora y la fauna que lo rodea.

Gracias a la origial forma de narrar el origen del río Iro por parte de los monitores, el alumnado ha estado espectante en todo su trayecto.

Al final del recorrido, junto al Puente del VII Centenario, el alumnado ha tenido un ratito de descanso, aprovechando para desayunar.

Agradecemos el buen hacer de los monitores del programa Educación Ambiental.